Conectarse

Recuperar mi contraseña

 
 
 
 
 
  
 
Últimos temas
» SOMEBODY TO LOVE (RECIEN ABIERTO)AFILIACIÓN ELITE
Jue Jun 02, 2011 8:31 pm por Invitado

» Olympic University {¡RECIÉN ABIERTO!} #Normal
Dom Abr 03, 2011 12:12 pm por Invitado

» RUSSIAN ROULETTE | Elite|
Sáb Feb 19, 2011 9:09 pm por Invitado

» Gossip Girl {normal}
Vie Feb 11, 2011 6:24 pm por Invitado

» Breakingh Twilight
Lun Ene 24, 2011 1:53 pm por Invitado

» McGraughill's College (Afiliación normal)
Vie Ene 14, 2011 5:43 am por Invitado

» Light Of Twilight [Elite]
Lun Ene 03, 2011 7:46 am por Invitado

» Next Twilight [Elite NUEVO]
Sáb Ene 01, 2011 9:18 am por Invitado

» Next Generation after Breaking Dawn
Miér Dic 29, 2010 10:32 am por Invitado

 
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Dic 13, 2010 3:49 pm.
 
  Sólo con invitación formal de un administrador

 
 
 

 

 
 

Sophia Raissa Lendvay

Ir abajo

Sophia Raissa Lendvay

Mensaje por Sophia R. Lendvay el Mar Dic 14, 2010 1:16 pm

{BÁSICOS}
Nombre(s): Sophia Raissa
Apellido(s):Lendvay Benczik
Apodos: Soph, Sophie, Rai
Fecha de nacimiento/edad: 12 de octubre de 1992
Lugar de origen: Budapest, Hungría.
Raza: Humana.

{DESCRIPTIVOS}
Descripción psicológica:
- ¡A ti nadie te importa, Sophia! ¿Lo hago yo?
- Eres mi amiga.
- No has contestado mi pregunta.
- Lo acabo de hacer.

Sophia Lendvay es lo que podemos llamar un imposible, un enigma del cual tal vez deberías desconfiar. ¿Quieres descifrar el enigma? Difícil, porque sólo la conocerás hasta donde ella quiera que lo hagas. Si hay algo que jamás puede sucederle, es perder el control porque, según ella, de esa forma estaría acabada, vulnerable ante los demás. Sophia posee una forma de ser bastante fría y distante, evita involucrarse demasiado con las personas, porque ella no tropieza dos veces con la misma piedra, porque las personas no cambian y mucho menos si es para bien. Sophia es lo que podríamos llamar una muñequita rota, que no siempre fue igual, pero que luego de repararse ella misma, está mucho mejor, imposible poseerla, imposible dañarla. Vestigios quedan de quien solía ser, puedes encontrarlos en sus ojos cuando está distraída o demasiado preocupada como para ponerse aquella máscara de frialdad, en su sonrisa fugaz cuando algo le parece divertido, en sus palabras confusas que si bien las analizas encontrarás apoyo.

La mayoría de sus actos estás movidos por amor propio, llámenla egoísta, porque podrían tener razón. Siempre busca lo que tenga beneficios para ella, e intenta no pensar en los demás, lo intenta porque tiene algo llamado consciencia que muchas veces no puede ignorar. Son pocas las personas que valen la pena, que está dispuesta a dejar entrar en su vida en su parchado corazón. A diferencia de lo que muchos puedan pensar, Sophia tiene unos ideales muy marcados, y un amplio sentido de la amistad. No tiene ni desea un millón de amigos, y si te considera alguien digno de confianza, merecedor de su apoyo y palabras de aliento, un amigo, te habrás ganado a alguien incondicional. Si tienes su confianza, puedes perderla, mas no su amistad. Porque desde su punto de vista, los amigos son para siempre y si la traicionas, estaría dispuesta a sufrir por ti hasta volver a tenerte a su lado. ¿Cómo lo hace? Seleccionando. Como ya he mencionado, no todos tienen el poder de entrar en su vida, no si ella no lo quiere así. Puede aparentar que le agradas, puede reír contigo, incluso ir a alguna fiesta, pero probablemente aquello no signifique mucho para ella y acabe alejándose. Porque así es Sophia, fugaz. Un día está a tu lado y al otro ni siquiera recuerda haberte visto.
-¿Es en serio, Soph?
- Sí, y probablemente tenga que deshacerme de ti luego.
- ¿Qué? ¿Porqué?
- Sabes mucho.

Sophia es dueña de un humor notablemente negro y difícil de comprender, para quienes no la conocen demasiado bien, es complicado diferenciar cuando habla en serio o bromea y ella disfruta de eso. Es sarcástica, pero no abusa de eso, lo hace simplemente cuando está a la defensiva. No posee demasiado tacto a la hora de hablar, al contrario, suele ser un poco brusca y directa, no es de las personas que adornan las palabras para que suenen mejor. Es peligrosamente sincera, no dará su opinión si no se la piden, pero si lo haces puedes apostar a que dirá su verdad y probablemente no sea lo que quieras oír. Políticamente incorrecta. Sophia dice lo que quiere, lo que piensa y no le importará quien pueda oírla o no. De más está decir que puede llegar a ser bastante cruel, incluso si no se lo propone. Oír una disculpa salir de sus labios es difícil, pero no imposible. Sabe reconocer cuando se equivoca, pero aquello no significa que lo admitirá ante otra persona. Es terca y orgullosa, te seguirá discutiendo algo a pesar de que ella no esté en lo correcto.
A Sophia Lendvay debes tenerla como alidada, no como enemiga. Si no lo sabes, lo aprenderás por la fuerza. Puedes jugar, pero ella siempre será mejor que tú, siempre irá un paso adelante. Es inteligente, ágil de mente. No se molestará en hacer tu vida miserable, será indiferente ante ti, de esa indiferencia que irrita, que molesta. Se sentará fuera de su casa y esperará ver tu cadáver pasar. Para ella todo cae por su propio peso, aunque siempre se requiere alguna ayuda para que caiga más rápido, ¿Para qué esperar?. Actúa con disimulo, siempre elegante y digna, es rencorosa hasta la médula, podrá fingir que todo va bien, pero si le hiciste algo, te lo sacará en cara cuando menos te lo esperes.
¿Y el amor, Sophia? Basura. Eso es lo que ella piensa. No cree en el amor eterno ni en esas tonterías, o por lo menos eso es lo que ella dice. Es totalmente reacia a las muestras de afecto y palabras melosas, tienes suerte si algún día te da un abrazo rápido, pero nada más. Ha tenido malas experiencias y quizás es por eso que se ha cerrado al amor, a vivirlo, pero de alguna u otra forma le gustaría un final de cuento, como en esas novelas románticas que suele leer, sí, Sophia es una romántica, pero no lo pone en práctica. Son contadas las veces que ha dicho "Te quiero" y la cuenta aún no comienza para los " Te amo". Porque huye, porque tiene miedo de atarse a alguien. Si nota que le tienen más afecto de lo normal automáticamente se encerrará en su coraza y hará lo posible por alejar a aquella persona, a pesar de que no sea lo que realmente ella quiera.


Descripción física:
A primera vista, lo que más destaca de Sophia son sus brillantes ojos, espejo del alma, dicen algunos. Estos son de un brillante color verde oscuro, con un par de curiosas y definidas motas marrones. El cabello de Sophie cae en forma de cascada hasta la mitad de su espalda, formando ligeras ondas; Es de un color rubio claro, suave y sedoso, resplandeciente, el cual generalmente lleva suelto o simplemente sujeta los mechones que rodean su rostro con algún broche o trenza. Sus ojos están rodeados de espesas e increíblemente largas pestañas, las cuales hacen sobras en sus mejillas, dándole un aspecto adorable, infantil, rozando lo angelical. Sus facciones son finas y delicadas, como una muñequita de porcelana. Su piel es tersa y nívea, de alabastro, sus pómulos perfectamente redondeados y sonrosados enmarcan una sonrisa sincera y cariñosa, casi permanente en sus llenos labios.

Spoiler:

{BIOGRÁFICOS}
Familia:
# Josh Lendvay {Padre}: Josh Lendvay es el padre de Sophia, pero mejor aún, el dueño de una exitosa Joyería. Sí, es un hombre trabajólico, que le dedica más tiempo al dinero que a sus propios hijos, o por lo menos a Sophia. Su relación con él es cordial, como la que tendría con cualquier profesor de instituto, no se llevan de maravilla pues sus personalidades chocan y es por eso que llegaron al silencioso e insano acuerdo de ignorarse.

# Athena Benczik {Madre}:Athena era, es y será la madre de Sophia. Cuando Athena tenía 35, le diagnosticaron la enfermedad de Huntington, y falleció a causa de ésta a los 41 años. Han pasado 3 años desde aquel trágico acontecimiento y Sophia recuerda su madre con amor y orgullo, recuerda con una sonrisa en el rostro a la adorable mujer que le dio la vida. Su muerta marca un antes y un después en la familia.

# Barbara Lendvay {Hermana mayor}: Hermana mayor de Sophia, bueno, su relación con ella no es de admirar, se llevaban bien hasta hace tres años atrás, antes de la muerte de Athena. Sophia la quiere y le gustaría que Barbara le hablara, pero la mayor le negó la palabra hace mucho tiempo. Tenía 18 años cuando su madre falleció y ahora tiene 21.

# Eloise Lendvay {Hermana menor}: Ellie es el mayor pilar de Sophia, lo que la mantiene en pie y con una sonrisa en el rostro, por lo menos en casa. Actualmente tiene 15 años, 12 cuando su madre falleció. Se lleva mejor con Sophia que con Barbara, aunque se podría decir que tiene una excelente relación con ambas. No sabe porqué la enemistad de sus hermanas y le gustaría arreglarlo.

Ocupación: Estudiante; Fotógrafa.
Historia:
Sophia es una nativa de Budapest, Hungría, segunda hija de un matrimonio húngaro-griego, al nacer la esperaba una niña de cuatro años llamada Barbara, tres años después del nacimiento de Sophie llegaría Eloise, la tercera y última hija de Josh y Athena. La infancia de Sophia fue relativamente normal, cuando tenía cuatro años toda la familia se mudó a Norteamérica, a Alaska para ser más exactos. Juneau se convirtió en su nuevo hogar, y debido a su edad no le costó demasiado acostumbrarse al cambio, además, si estaba con su familia todo iría bien.
Sophia siempre fue una joven sociable dentro del instituto al que asistía, aunque hubo un tiempo en el cual debió vivir bajo la sombra de su hermana mayor, algo que realmente le molestaba pero fue el tiempo el que hizo brillar a Sophia con luz propia. A los catorce años ya era una joven popular, rodeada de amigos y quienes decían ser sus amigos. La rubia se había convertido en una hermosa adolescente y ya robaba miradas entre los alumnos. Su fiesta de quince años fue memorable, al igual que la de su hermana Barbara, aunque le cambió la vida para siempre.
En ese entonces, cuando Sophia tenía quince años y Barbara diecisiete, la mayor tenía un novio llamado Damien, y demás está decir que ésta se encontraba profundamente enamorada de él, o por lo menos eso creía ella. Él asistía al mismo instituto que las hermanas, era un joven guapo, el típico chico popular jugador de fútbol. Se podría decir que casi era de la familia pues llevaba alrededor de tres años saliendo con Barbara, pero llegó un momento, cuando la mayor comenzó a sentir ciertos celos de la popularidad de Sophia en que se alejó un poco de su novio, preocupada de mantener su popularidad y reputación en alto durante su último año de instituto. Fue en ese tiempo en que Damien se hizo más cercano a Sophia.
Fue una tarde común, Sophie había discutido con Barbara por una tontería, se dijeron absolutamente de todo y ambas estaban arrepentidas, pero ninguna daría su brazo a torcer. La rubia se encontraba sentada frente al televisor sin verlo realmente, con los ojos llorosos pero sin derramar ninguna lágrima cuando Damien entró a la casa, o quizás siempre había estado ahí, nunca tuvo eso muy claro. Se sentó con ella y poco a poco entablaron una conversación que duró horas, fue como si algo se hubiese activado entre ambos, pero Sophia siempre supo que lo que siempre había sentido por él estaba mal, y más aún en ese momento en que aquel sentimiento se hacía mutuo.
Al día siguiente, al día de la gran fiesta, todo se fue a la mierda. Damien le confesó que en verdad la quería, que siempre se había sentido así, pero que en realidad no estaba tan seguro. El corazón inocente e ingenuo de Sophia palpitaba con fuerza mientras bailaban, hasta que él, con la excusa de necesitar un poco de aire la llevó a la pequeña terraza del lugar. Sophia en ese momento se sentía dentro de un cuento, de aquellas historias mágicas que solía leer, aunque la sombra de que era el novio de su hermana siempre estuvo presente. Pero soñar no costaba demasiado. Y lo que jamás pensó que ocurriría sucedió, Damien la besó, un momento ideal que duró segundos, siendo interrumpido por el estridente grito de su hermana.
Sophia recuerda aquella noche con dificultad, no sabe exactamente lo que sucedió, pero Damien prefirió a su hermana, y negó todas aquellas palabras bellas que un día le había dicho a Sophia, dejando un corazoncito destrozado. Barbara trató a su hermana de una manera horrible, como si ella fuese la culpable de todo. Y dejó de hablarle. Pisoteando los pedazos que quedaban del corazón de Sophia.
Meses después, Athena falleció víctima de la enfermedad de Huntington que le había sido detectada años antes, otra tragedia para la familia. Aquella enfermedad era hereditaria y no poseía cura, te consumía toda la vida y acababa contigo de una manera lenta y cruel. Jamás descartaron que alguna de las tres hermanas tuviese la enfermedad de su madre. Con aquel hecho la familia terminó por derrumbarse. Su padre tomó sus pertenencias, a sus hijas y decidió mudarse a un pueblo más pequeño, también en Alaska, y es así como Sophia llega a Wasilla, aún recogiendo los trozos de su corazón.
La vida le daba una oportunidad, empezaría de nuevo. Y fue así que como con el tiempo curó, o por lo menos lo intentó, ese corazón, sus sentimientos. Jamás volvió a ser la Sophia que era antes y probablemente no lo vuelva a hacer. Pero así está mejor, nada puede alcanzarla, nada puede dañarla. Eloise, la menor, se convirtió en su mayor apoyo y motivo para no decaer, jamás dejaría que algo malo le sucediera a su hermana. A ninguna.

{ADICIONALES}
Gustos:
# La fotografía, es común verla con su cámara.
# La música, toca el piano y la guitarra acústica.
# Los días de nieve.
# Hablar con su hermana Eloise.
# Leer. Sobre todo novelas románticas o de misterio.
# Los animales
# El teatro y la mitología griega.
# Los niños pequeños.

Odios:
# Que su hermana Barbara no le hable.
# Odia que le mientan u omitan información importante.
# Las traiciones, aquello es algo que jamás perdonaría.
# Los hombres que juran amor eterno, eso no existe. Y también odia a las idiotas que lo creen.

Miedos:
# Padece de Astenofobia, miedo al desmayo y a perder la conciencia.
# Perder a sus seres queridos figura en su lista de miedos.
# Heredar la enfermedad de su madre.
# Le teme a las arañas, los insectos y a la oscuridad, miedos menores.

Pertenencias:
# Su más preciada pertenencia es una guitarra acústica que le regaló su madre cuando tenía catorce años. También posee un anillo que nunca se quita, se lo regaló su padre. Un broche para el cabello que Barbara le regaló antes de que le dejara de hablar.

Otros:
# Es vegetariana
# Es ambidiestra, aunque suele utilizar la mano derecha para escribir.
# Maneja el lenguaje de señas correctamente.
avatar
Sophia R. Lendvay
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 13/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.